Blog-ES

¿Qué tiene de especial el programa de au pairs de verano?

¡Todavía hace frío, pero ya llega el momento de empezar a pensar en el verano! Nos están llegando bastantes preguntas sobre el programa de au pairs de verano, así que queríamos compartir con todos vosotros las respuestas a las preguntas más frecuentes. Si estás pensando en ser familia anfitriona o candidata au pair para este verano, llámanos y hablamos.

Para au pairs

1. ¿Cuándo debería apuntarme si quiero ser au pair este verano? Nuestra recomendación es que te pongas en contacto con nosotros en cuanto sepas que realmente estás interesado/a y tengas una idea clara (o más o menos clara) de tu disponibilidad de fechas. La mayor parte de los contactos se hacen entre enero y abril, pero nunca es demasiado pronto o tarde para encontrar una familia anfitriona estupenda. Bueno, septiembre probablemente sí es demasiado tarde, a no ser que busques para el verano siguiente ;-)

2. ¿Cuál es la duración mínima de la estancia? Aunque no hay duración mínima, recomendamos unas cuatro semanas, para sacar el máximo provecho a la estancia. A mayor disponibilidad (por ejemplo 6, 8 o 10 semanas), más posibilidades de encontrar una familia anfitriona que encaje con tu personalidad y necesidades.

3. ¿Cuáles son las principales diferencias entre el programa au pair de verano y el del año escolar? La respuesta corta: la duración ;-). No, ahora en serio. Una au pair que se une a una familia para el año escolar oirá seguro que las primeras 2 o 3 semanas son el momento para empezar a conocer tu nuevo hogar, a la familia anfitriona y a los niños. Como au pair de verano, no tendrás ese lujo, así que tienes que usar todas las herramientas a tu alcance para buscar ese encaje, sobre todo con los nilos, desde el primer momento. ¿Cómo? Preparando tu estancia con antelación. Pide ayuda a los padres, que te cuenten un poco sobre sus hijos, para saber lo que les gusta o lo que no, para no tener que descubrirlo todo al llegar.
Otra diferencia es el colegio, ya que los niños de tu familia anfitriona no tendrán colegio en los meses de verano. Dependiendo de la familia, es posible que los niños vayan a un campamento de verano, o que estén en casa por las mañanas. Cuando conozcas a una nueva familia, pregúntales cómo se organizan, para entender bien su día a día durante el verano, y tus horas de trabajo.

4. ¿Qué es lo mejor y peor de la experiencia? Siempre preguntamos esto a nuestros au pairs al final de su estancia, y nos encanta las respuestas tan variadas que recibimos. Aquí tenéis el top 3 (por ambos lados):

Lo peor
a) El verano pasa demasiado rápido. En cuanto conoces tu nueva ciudad, te encariñas con la familia anfitriona, y haces amigos, es hora de volver a casa.
b) Si esperas que los niños se vuelquen contigo desde el primer momento y buscas ese vínculo de hermano/a mayor, tienes que aprender a gestionar tus expectativas. Ese tipo de vínculo no se construye de la noche a la mañana, y es posible que los niños de la familia anfitriona te vean como un familiar lejano que viene a quedarse unas semanas.
c) Si cuidas a los niños por la mañana, puede ser más complicado encontrar una academia de español, aunque también hay programas por la tarde o en fin de semana.

Lo mejor
a) Es una aventura. Te plantas con tu maleta a descubrir mundo, explorar un país completamente nuevo, conocer gente... ¡y no tienes que gastar ni un céntimo en el proceso!
b) ¿Ibiza? ¿Mallorca? Si tu estancia au pair coincide con las vacaciones de la familia anfitriona (y, en España, la mayoría de familias cogen al menos parte de sus vacaciones en verano), es muy posible que te inviten a irte de vacaciones con ellos a un sitio fantástico.
c) Tus habilidades linguísticas mejorarán muchísimo, comparado con si te apuntas a unas clases de español.

Para familias anfitrionas

1. ¿Cuándo deberíamos solicitar un/a au pair? Una respuesta parecida a la de arriba, poneros en contacto en cuanto tengáis una idea clara de las fechas que vais a necesitar. Entre enero y abril es el mejor momento para hacer los contactos, pero nunca es demasiado tarde.

2. ¿Puede venir el/la au pair cuando queramos? Sí, no hay una fecha de inicio o de fin determinada. Algunas familias anfitrionas nos dan una idea general de su disponibilidad, otras nos dan fechas muy exactas, "entre el 8 de julio y el 14 de agosto." Aunque es bueno tener las fechas óptimas en mente, un poco de flexibilidad nunca viene mal, ya que la idea es encajar vuestras fechas con la disponibilidad de los candidatos au pair. Queremos poder proponeros el mejor encaje, y la disponibilidad de fecha es nada más un elemento en una ecuación más compleja.

3. ¿Puede viajar el/la au pair con nosotros? Sí, puede unirse a vuestras vacaciones, y probablemente estará encantado/a de hacerlo. Es importante hablarlo durante la entrevista, para que el candidato sepa dónde y cuándo tenéis idea de viajar, y cuáles serán sus responsabilidades durante el viaje, si es que son diferentes.

4. Vamos a acoger a un/a au pair en casa este verano, ¿cómo podemos prepararnos?
El principal reto es que un/a au pair de verano no puede permitirse el lujo de pasar varias semanas conociendo a tus hijos poco a poco. Recomendamos pasar tiempo hablando con la au pair para conocerla un poco antes de su llegada, y que ella conozca a los niños lo más posible también. Algunas ideas en nuestro articulo, Invitar a una au pair en verano.

¡Si crees que este verano puede interesarte ser au pair o familia anfitriona, ponte en contacto con nosotros!