Blog-ES

Si estás listo para buscar au pair o familia de acogida, escribe tu "must list"

La mayoría de los fracasos en la relación entre familias de acogida y au pairs de los que he sido testigo, se deben a un único motivo: una (o ambas) partes no supieron entender sus propias necesidades, y/o las ignoraron durante el proceso de búsqueda de la au pair o familia de acogida.

Ejemplo real #1: una joven francesa, que acepta una posición de au pair en verano para hablar francés con una niña pequeña, cuando lo que en realidad quiere es un programa de inmersión lingúistica, y no tener que hablar su lengua materna durante su estancia en España.

Ejemplo real #2: una familia con tres niños pequeños, que pone un anuncio buscando una au pair para jugar con sus hijos en inglés, cuando lo que de verdad desean los padres es una persona que se ocupe del trabajo de la casa, la plancha y la cocina.

Puede parecer obvio que esas dos situaciones estaban destinadas al fracaso más estrepitoso pero, ¿por qué ocurre esto? En mi experiencia, porque las personas saben que no pueden tenerlo todo y, por eso, durante el proceso de búsqueda de au pair o de familia anfitriona, empiezan a ceder cosas. El problema aparece cuando ceden algo tan importante para ellos, tan esencial para el éxito de la relación, que hacen que el éxito sea inalcanzable.

Por eso sugerimos a nuestros clientes que escriban su lista de deseos (wish list), pero también, y más importante todavía, su lista de indispensables (must list):

la diferencia entre la lista de deseos y la lista de indispensables

La lista de deseos es como la carta a los Reyes Magos, escribe ahí todo lo que se te ocurra. Si encuentras una au pair o familia de acogida que cumpla todo lo que viene en esta lista, fantástico, pero ten en cuenta que igual no te vuelve a pasar más.

Si no, no te preocupes, las cosas más importantes son aquellas que has concentrado en la lista de indispensables. Estas son las verdaderamente importantes, y aquellas en las que no deberías ceder a no ser que surja un motivo de mucho peso.

No se trata de ser menos exigente, sino de identificar aquello que, como familia o como au pair, es más importante para ti, y trabajar a partir de ahí para encontrar el mejor encaje para una relación exitosa. Que es de lo que se trata, al final.