Blog-ES

Ser nanny vs. ser AuPair

Hoy, vamos a plantear y resolver la pregunta del millón.. ¿cuál es la diferencia entre trabajar de au pair y de nanny?

Y a partir de ahí surgen más dudas, como ¿que opción es mejor? ¿cómo se cual me conviene?

Pues bien, primero vamos a centrarnos en definir y analizar las diferencias entre ambas, porque aunque las dos pueden agruparse en la misma categoría de ‘cuidado de niños’, tienen dos enfoques totalmente distintos.

En el cuadro de abajo, podemos ver de manera resumida las principales diferencias; y aún así puede parecer un poco confuso así que vamos a analizarlo más en profundidad, teniendo en cuenta que las regulaciones dependen de cada país y pueden modificar algunos aspectos (edad, salario mínimo..).

WhatsApp-Image-2019-04-30-at-17.12.26-1

Por norma general, la figura de au pair es una persona joven, de rango de edad comprendido entre 18 y 30 años, que decide vivir un tiempo determinado en otro país con el objetivo de aprender y sumergirse en otra cultura mientras se perfecciona el idioma extranjero (con tiempo libre para asistir a clases) produciéndose así un intercambio cultural.

En cuanto a las condiciones, serán pactadas previamente según las necesidades de las familias (número de hijos, horas a trabajar..). Eso sí, todos estos ‘contratos’ deben cumplir con las normas y limitaciones de cada país. En España, un au pair no puede trabajar más de 30h semanales y recibirá un ‘pocket money’ (o dinero de bolsillo), que en el caso de au pairs que trabajan con Amazing Pairs será igual o superior a 80€/semana.

Además, no se requieren titulaciones específicas para poder ser au pair, solo se necesita contar con experiencia previa habiendo cuidado niños (babysitting, haber trabajado con niños en talleres, guarderías..) y tener claro que es algo que te gusta hacer, ser responsable, paciente y tener muchas ganas de conocer otras culturas.

Cuando hablamos de trabajar de ‘nanny’, nos referimos a un trabajo en el que se adquiere el rol de ‘empleado/a’ y se deja de lado el concepto de intercambio cultural. En este caso, las condiciones vendrán pactadas por la normativa de cada país y el contrato específico según las necesidades de la familia, respetando el número mínimo de horas y el salario mínimo vigente.

Por lo tanto, mientras que un au pair se convierte en un miembro más de la familia durante un tiempo determinado, una nanny se considera una empleada en la familia.

No existe opción mejor o peor, la elección debe basarse siempre en las necesidades de cada candidato, y en lo que espera conseguir. Si uno busca cambiar de aires un tiempo, explorar un país nuevo, perfeccionar un idioma extranjero, ganar un dinerillo extra y tiene claro que disfruta pasando tiempo con niños, la mejor opción puede ser convertirse en au pair.

En cambio, si una persona busca un empleo propiamente dicho, a largo plazo, más seguro económicamente (por supuesto también teniendo en cuenta que le gusten los niños y pasar tiempo con ellos) formarse para ser nanny puede ser una muy buena opción.