Blog-ES

Por qué ser au pair

Hoy tenemos la suerte de que @aupairizada, una au pair con experiencia, nos va a contar en el blog lo que ha representado la experiencia para ella, y un par de trucos para disfrutarla al máximo.

...

¡Hola! He sido au pair en Londres dos años y nunca me hubiera imaginado lo que iba a suponer para mi esta experiencia. Asociamos irnos de au pair con irte al extranjero a convivir con una familia y cuidar de sus niños (que por definición es lo que es, por supuesto). Pero lo que no nos imaginamos es todo lo que conlleva decidir arriesgarte e irte.

Rebobinemos en el tiempo. Me encontraba en ese momento de mi vida donde tenía 21 años, nunca había salido de mi ciudad, había acabado mis estudios en la universidad y me preguntaba ¿y ahora qué?

Mis opciones eran dos. Una, ponerme a buscar trabajo como una loca, aceptar el primero que me dieran de lo que fuese (las oportunidades laborales brillan por su ausencia en la ciudad donde vivo) y verme dentro de 10 años trabajando en el mismo sitio sin haberme dado la oportunidad de conocer otras cosas. Dos, tirarme a la piscina y hacer algo distinto, algo que nadie esperaba de mi, pero que por algún motivo (y gracias a dios) mi instinto me empujaba a hacer.

Así que sin pensármelo dos veces, me registré y empecé a recibir solicitudes. Sabía que era mi host-familia en cuanto recibí su mensaje. Hicimos varios Skypes, intercambiamos referencias y en un par de días reservé mi vuelo. (Aviso: la elección de la familia es el elemento más importante y determinante de tu experiencia au pair. Recomiendo al 100% que sea un proceso administrado y controlado por una tercera parte, para después no llevarnos sorpresas).

Era impensable para mi que en tan poco tiempo esos extraños que me recogieron en el
aeropuerto pasaran a convertirse en mi familia con tanta facilidad, que me convirtiera en la hermana mayor y mejor amiga de esos enanos, que sintiera su casa como mi hogar y que lo que en principio iba a ser una experiencia de un año, acabarían siendo dos y los mejores de mi vida.

También era impensable todo lo que esta aventura iba a aportarme y cambiarme, todas las experiencias que iba a vivir y de las que iba a aprender, todas las personas que iba a conocer y todo lo que iba a crecer personal y profesionalmente.

Y es aquí donde me gustaría centrarme y contar de primera mano todo lo que ganas al decidir irte como au pair, más allá de el aprendizaje de otra lengua y cultura.

Estar al cuidado de niños no es tarea fácil y asumir ese cargo hace que ganes madurez y sentido de responsabilidad. Pero no solo eso, convivir con ellos, ayudarles con las tareas, planear su rutina, todo eso hace que ganes habilidades que van a ser útiles e imprescindibles a lo largo de tu vida (y que por supuesto puedes añadir en tu CV): paciencia, empatía, planificación y organización, resolución de conflictos, multitarea, capacidad de negociación, regulación emocional..

Salir de tu zona de comfort y conocer otras personas y culturas solo puede derivar en una cosa: apertura de mente. No hay mayor virtud que saber respetar y admirar todo lo que es distinto. Vas a ver las cosas con otra perspectiva y enriquecerte como persona.

Además de apuntarte a unas clases, hay muchas maneras de aprender y perfeccionar el idioma. Si quieres ir un paso más allá, puedes aprovechar el tiempo buscando un trabajo a tiempo parcial o un internship (que luego va a ser muy útil en tu CV).
Vas a conocer a personas que van a pasar a formar parte de tu vida para siempre. Hacer amigxs que también sean au pairs es muy fácil, hay muchísimas maneras (quedadas au pair, clases de idioma, grupos de facebook, tus vecinos..). El hecho de que estéis en una situación similar crea una conexión desde el principio y hace que os convirtáis en un apoyo mutuo. Hoy doy gracias por haber coincidido con personas que son imprescindibles en mi vida a día de hoy.

Aprender a valorar lo que antes no veíamos. Las comodidades a las que estábamos acostumbrados en casa ahora van a pasar a ser un tesoro (desde que te pongan el plato de comida delante hasta ir de compras con tu madre). Estar lejos hace que empieces a echar de menos, y por lo tanto a valorar hasta los pequeños detalles.

Las condiciones que ofrece la experiencia au pair, no vas a encontrarlas en otro sitio. Vas a tener la oportunidad de vivir en un hogar y ser arropado por una familia, eso te da una seguridad; nada que ver con mudarte a cualquier caja de zapatos pagando un alquiler que te cuesta tu sueldo en un barrio alejado de la mano de Dios. Por otro lado el horario, hay muchísimo tiempo libre que puedes emplearlo en lo que más te parezca.

Básicamente, yo resumiría mi experiencia au pair como la oportunidad que he tenido de vivir con mi segunda familia en una ciudad con la que siempre he soñado y que nunca me hubiera podido costear y disfrutar de la misma manera con estas condiciones. Una amiga mía siempre lo describe como ‘estar de campamentos’, esa sensación de estar disfrutando fuera de casa donde cada día es una nueva aventura y donde haces amigo de diferentes partes del mundo para toda la vida.

Por lo tanto, si estás pensando en irte pero no te convence o te da miedo. Aquí va el consejo de una au pair veterana: El miedo se pasa. Y la vida también si no se aprovecha.

Ponte en contacto con Amazing Pairs hoy mismo y trabajad juntos para encontrar vuestra familia perfecta. Si sigues teniendo dudas y necesitas un chute de energía, te invito a seguir mi historia en mi cuenta de instagram @aupairizada. ¡Pregúntame lo que quieras!

Un saludo y ¡buena suerte!

Author image

About Aupairizada